¿Puede un caballo vomitar? No. Ahora averigüe por qué no pueden.

img 632cf70ee32f3

Todos los enlaces en esta página que conducen a productos en Amazon son enlaces de afiliados y gano una comisión si realiza una compra. Gracias de antemano, ¡realmente lo aprecio!

 

Cuando recientemente estaba alimentando a nuestros caballos, recordé haber aprendido que los caballos no pueden vomitar, pero nunca entendí por qué no podían hacerlo. Así que decidí investigar un poco para averiguar por qué los caballos no pueden vomitar.

Los caballos no pueden vomitar porque tienen un fuerte esfínter esofágico inferior que actúa como una válvula unidireccional, evitando que suba la comida. Los alimentos y el agua pasan a través del esfínter hacia el estómago, pero el contenido no puede viajar en la dirección opuesta debido a la fuerza de la válvula. 

Muchos dueños de caballos saben que los caballos no pueden vomitar pero no saben por qué. Hay mucho que aprender sobre el sistema de digestión de un caballo y lo que les impide vomitar.

vomitar, vomitar, caballo,

¿Por qué un caballo no puede vomitar?

Cuando lo piensas, el vómito es un fenómeno bastante extraño. No es algo que los humanos disfruten experimentar, pero tiene un propósito importante. Cuando vomitamos, nuestro cuerpo se deshace de algo que nos enferma. Pero, ¿por qué un caballo no puede vomitar?

La razón más aceptada por la que los caballos no pueden vomitar se debe a la fuerza de su esfínter esofágico inferior. Los humanos, los caballos y muchos otros animales tienen un esfínter esofágico inferior (EEI) .

El esófago inferior del caballo juega un papel vital en el sistema digestivo del caballo. Se adhiere al estómago en un ángulo bajo, y el músculo que lo rodea le da a la comida su empuje final hacia el vientre del caballo y se cierra con fuerza.

Los músculos del esfínter hacen casi lo mismo en los humanos; ayuda a que la comida llegue al estómago y también se cierra. Pero el esfínter en humanos funciona como una válvula de presión unidireccional.

En otras palabras, la comida viaja a través de la válvula hacia el estómago, tal como lo hace con un caballo. Pero lo que nos hace diferentes es cuando se acumula presión en nuestro intestino, el EEI se abre a la fuerza, y el contenido de nuestro estómago regresa al esófago, y fuera de nuestra boca, vomitamos.

El LES de un caballo permanece cerrado incluso bajo presión, lo que lo convierte en una verdadera válvula unidireccional. El esfínter esofágico inferior no permite que el material fluya hacia adentro y hacia afuera de la boca.

Una vez que el esfínter muscular se cierra, es casi imposible abrirlo con la presión interna del estómago. Entonces, si ve un caballo que parece estar vomitando, está muy angustiado y es probable que le haya reventado el esófago o el estómago.

Además de la fuerza del esfínter, otros factores ayudan a mantener la válvula cerrada. La ubicación donde se une al estómago está en un ángulo que lo presiona para cerrarlo cuando se distiende con gas.

Como todos sabemos, los músculos de nuestro estómago se contraen cuando vomitamos; para un caballo, esta acción es casi imposible. Porque sus músculos abdominales están ubicados dentro de su caja torácica, lo que les dificulta enormemente contraerse y ayudar en el proceso de vómito.

También se cree que los caballos no tienen reflejo de vomitar. Pero, dicho todo esto, lo que sí sabemos es que el esfínter esofágico inferior no permite que el contenido del estómago de un caballo regrese al esófago, un caballo no puede vomitar.

Foto de mi caballo pastando.

¿El vómito sirve para algo?

A pesar de lo desagradable que es vomitar, tiene un propósito. En humanos y muchos animales, el vómito es un sistema de protección; libera al estómago de posibles intolerancias relacionadas con los alimentos, como venenos, bacterias e infecciones virales.

Los animales usan los sentidos del gusto y el olfato para identificar alimentos en mal estado e infectados. Estos sentidos no siempre son perfectos para discernir las diferencias entre alimentos buenos y en mal estado, y el vómito es un mecanismo defensivo para eliminar el material infectado del estómago.

Las náuseas y los vómitos , como sistemas de protección, no pueden permitirse el lujo de cometer errores y, por lo tanto, deben tener un umbral bajo para la activación. 

El vómito no siempre es un mecanismo defensivo en los animales. Algunos animales sacan comida de sus estómagos y regurgitan la comida para rumiar, y algunos tragan la comida en trozos grandes y luego la vomitan para alimentar a sus crías.

Hay algunas razones por las que los caballos sobreviven sin vomitar: son muy quisquillosos para comer y no es probable que ingieran venenos; pastan y solo consumen pequeñas cantidades a la vez, y sus diminutos estómagos procesan la comida rápidamente, lo cual es una de las razones por las que los caballos no comen carne.

vómito,

La incapacidad de vomitar ayudó a los caballos a sobrevivir.

Los caballos sobrevivieron miles de años como animales de presa en este planeta gracias a la evolución. Han adaptado abrigos que los protegen del clima extremo y han aprendido a señalar señales de advertencia a través de sus rebaños.

Y la evolución probablemente jugó un papel en el desarrollo del fuerte músculo del esfínter de los caballos que mantiene la comida baja. Una clave para la supervivencia de los caballos es su capacidad para evitar a los depredadores con su rapidez y velocidad.

Cuando los caballos corren, sus intestinos golpean su estómago, lo que hace que se acumule presión en el órgano. Si la válvula de su esfínter se abría bajo presión, los caballos vomitarían cada vez que corrían y, finalmente, el depredador atraparía a su presa.

Entonces, es evidente que para la supervivencia de los caballos era más importante escapar de los depredadores que vomitar. Sin embargo, los caballos corren el riesgo de sufrir trastornos digestivos graves porque no vomitan.

Imagen de caballos en un potrero

comer en exceso

Cuando recientemente estaba alimentando a nuestros caballos, aparté los ojos de uno de los nietos y llenó un balde con alimento dulce. El caballo estaba comiendo tan rápido como podía.

Los caballos que comen granos en exceso corren el riesgo de sufrir complicaciones importantes en su salud intestinal, lo que les provoca dolor abdominal,  cólicos y diarrea. Los caballos pueden incluso desarrollar laminitis, que normalmente no presenta síntomas hasta unos días después.

Nuestro caballo no consumió suficiente grano para causar un problema, surgen problemas graves cuando una puerta de alimentación se deja abierta y un caballo o caballos comen durante un tiempo prolongado.

Pero en el pasado, tuve caballos que desarrollaron cólicos. Esta condición no ocurre en la mayoría de los animales porque pueden vomitar y liberar presión en sus estómagos.

Si sospecha que su caballo tiene cólicos, debe mantenerlo de pie y tratar de guiarlo; esto puede ayudar a aliviar algo de la presión intestinal. También es fundamental ponerse en contacto con su veterinario de inmediato.

También debe notificar a su profesional del cuidado de los caballos cuando los caballos comen demasiados granos con alto contenido de almidón. Abordar estos problemas rápidamente es de suma importancia para prevenir o disminuir la gravedad del daño.

Numerosas cosas causan cólicos, y algunas no están relacionadas con la incapacidad del caballo para vomitar, pero muchos casos sí lo están.

Imagen de un caballo acostado

¿Qué pasa si un caballo vomita?

Si un caballo vomita, está en estado crítico y podría morir. Debe ponerse en contacto con un veterinario inmediatamente para buscar ayuda. Cuando los caballos vomitan, generalmente es causado por la explosión de un órgano en su sistema digestivo.

El escenario más probable es un estómago roto causado por una presión extrema que no tiene salida. La válvula esofágica inferior del caballo es poderosa y soporta mucha presión.

Cuando se acumula presión en el estómago, tiene que ir a alguna parte, o aumenta tanto que romperá el intestino o el esófago del animal y escapará. Si esto sucede, puede parecer que se está escapando un vómito, pero no lo es, es un episodio mucho más crítico.

La mayoría de los caballos mueren cuando vomitan. Sin embargo, hay casos informados de caballos que vomitaron y sobrevivieron, pero esto es raro.

Lo que otros animales no pueden vomitar

La mayoría de los mamíferos pueden vomitar, con la excepción de los caballos, los conejos y los roedores, como los ratones, las ardillas y los conejillos de Indias. La razón principal por la que los venenos funcionan tan bien en los ratones es que carecen de la capacidad de vomitar.

La mayoría de los demás vertebrados, incluidos los peces, los reptiles y las aves, pueden vomitar. Pero hay algunas otras especies de animales que no vomitan, sobre todo las ranas y los conejos.

A continuación se muestra un útil video de YouTube que explica por qué los caballos no pueden vomitar.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1